DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EEUU ES AUSPICIADOR OFICIOSO DE LA OPOSICIÓN BOLIVIANA

El Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos se ha convertido en el auspiciador oficioso de la oposición boliviana, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, haciendo referencia a los términos utilizados por su colega, Héctor Arce, en la reunión que sostuvieron con Peter Brenan, encargado de negocios de la embajada estadounidense en Bolivia.

El Departamento de Estado del gobierno de Estados Unidos se ha convertido en el auspiciador oficioso de la oposición boliviana, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, haciendo referencia a los términos utilizados por su colega, Héctor Arce, en la reunión que sostuvieron con Peter Brenan, encargado de negocios de la embajada estadounidense en Bolivia.

Los ministros de Gobierno, Justicia y la vicecanciller María Luisa Ramos convocaron ayer al funcionario de la embajada de EE.UU. para hacerle conocer su molestia, rechazo e indignación por un acto al que calificaron de “conspiración” realizado días atrás por Kening Sulivan en su condición de representante permanente del Departamento de Estado acreditado ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

El funcionario del gobierno norteamericano cursó una invitación a legaciones diplomáticas de diferentes países a objeto de que escuchen la exposición de los senadores Oscar Ortiz y Arturo Murillo, acerca de sus denuncias de supuesta agresión a la democracia presentadas ante la OEA, coincidentes con una declaración fuera de lugar del secretario general, Luis Almagro que son de conocimiento público.

“Es el patrocinador porque conspira, convoca a delegaciones diplomáticas para que puedan escuchar la voz sesgada de unos políticos opositores. Lo hace por escrito, los cita en el Departamento De Estado, que es un recinto oficial, institucional, simbólico y representativo del gobierno estadounidense para que escuchen a la oposición boliviana sobre asuntos políticos internos de nuestro país”, afirmó.

Hemos expresado, dijo, al representante de EE.UU. que se ha cometido una flagrante vulneración de los instrumentos internacionales de carácter vinculante que rigen la relación entre los Estados.

La Carta de la OEA que tiene como principio fundante desarrollado transversalmente en sus diferentes articulados el principio de no intervención o de no injerencia, según el cual un Estado no puede intervenir en asuntos que competen internamente a otros, de manera directa o indirecta.

Los Artículos 3 y 19 de la Carta de la OEA son muy claros al respecto, porque se refieren a: la libertad, soberanía, libre determinación que gozan los Estados a nivel de la comunidad internacional, para definir su sistema político, económico, organización social, de la manera que mejor vean conveniente, no pudiendo otro Estado o conjunto de Estados, interferir o intervenir y tener injerencia sobre estos asuntos.

El Artículo 41 de la Convención de Viena establece de manera muy clara que los Estados tienen toda la libertad para establecer mediante sus leyes y reglamentos sus formas de organización y que nadie podrá inmiscuirse en asuntos internos. Todos los asuntos oficiales deben ser tratados con el Ministerio de Relaciones Exteriores del Estado receptor y por conducto regular con el ministerio que se haya convenido según la materia del asunto.

La disposición sustantiva de estas normas internacionales es categórica y lo que hizo un funcionario del Departamento de Estado del gobierno de EE.UU, ante eso es vulnerar, violar de manera flagrante y atrabiliaria, tanto la convención de Viena, como la Carta de la OEA.

De tal modo, manifestó el ministro Romero, el encargado de negocios ha escuchado nuestra denuncia, nuestra molestia y se la ha entregado a través de la Vicecanciller un documento escrito que da cuenta del reclamo y será él que transmita a sus autoridades nuestra posición y denuncia de vulneración grave de estos instrumentos multilaterales.

“Además nos parece muy grave que nuestros opositores con auspicio del Departamento de Estado se reúnan con un representante chileno, para discutir asuntos de política interna de Bolivia”, reveló.

“Los asuntos políticos corresponden al pueblo boliviano que ha demostrado históricamente su capacidad de revertir un colapso estatal republicano y revertir un modelo neoliberal a través de un gran pacto social que ha refundado nuestra organización estatal en la Asamblea Constituyente, dando una nueva concepción política del Estado con amplia participación y movilización proactiva ciudadana”, dijo.

No vamos a permitir de ninguna manera, bajo ningún argumento que soberanía dignidad, libre determinación como bolivianos sea conculcada oficiosamente, porque somos un pueblo trabajador, pero sobre todo digno.

Galeria de fotos



galeria de videos