LA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA EN SEGURIDAD CIUDADANA ESTÁ EN MARCHA

La revolución tecnológica en Seguridad Ciudadana comenzó en Bolivia, con la entrega de equipos del Sistema Integrado de Comando y Control “BOL-110”.

La revolución tecnológica en Seguridad Ciudadana comenzó en Bolivia, con la entrega de equipos del Sistema Integrado de Comando y Control “BOL-110”.

La entrega de estos equipos de alta tecnología marca un hito dentro en la lucha frontal contra la criminalidad y darán en los próximos meses resultados altamente significativos permitiendo a los bolivianos tener una vida más segura.

La capacidad operativa de la Policía Boliviana se multiplicará con la puesta en marcha del Sistema Integrado de Comando y Control para Seguridad Ciudadana “BOL-110”, cuyos equipos fueron entregados este martes para la implementación de la primera fase del proyecto.

El presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, expresó su complacencia por el arribo al país de los equipos de procedencia china.

Destacó la colaboración de la Embajada de la República Popular de China al otorgar el crédito que hizo posible este proyecto, que será implementado en dos fases.

“Nuestra Policía Nacional tiene una enorme responsabilidad: dar seguridad, cuidar al pueblo. Lamento mucho que no todos somos iguales, hay contrabandistas, narcotraficantes, asaltantes; por tanto estamos obligados a prepararnos, formarnos, especializarnos, pero con una responsabilidad única que es dar seguridad al pueblo, una responsabilidad de la Policía Nacional y del Estado mediante sus autoridades departamentales y nacionales”, expresó.

Dijo que como nunca antes el Gobierno equipó a la Policía y al mismo tiempo dijo que algunas autoridades municipales para ejecutar su presupuesto compran rápidamente carros o motos, para salvar su responsabilidad. “Hay que normar y no solamente invertir por invertir”, exhortó.

Por su parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, al hacer la entrega de 20.453 dispositivos tecnológicos y accesorios, dijo que con esta tecnología, sumada al despliegue policial y movilización vecinal, “vamos a multiplicar la capacidad operativa de la Policía y tendríamos que ser capaces de neutralizar cualquier actividad criminal en el país”.

Hizo referencia a que en otros países, a través de este sistema, lograron reducir su índice de criminalidad hasta en 200 por ciento en pocos años.

El sistema que se instalará en Bolivia tiene la ventaja de incorporar dispositivos de última generación tecnológica en lo referente a video vigilancia con cámaras de reconocimiento facial y de identificación de placas vehiculares.

A esto se agregan las alarmas comunitarias que se ubicarán en lugares estratégicos de los barrios, para que una vez identificada la emergencia, se replique en el centro de monitoreo para coordinar el respectivo operativo policial.

El sistema va a integrar toda la tecnología que el Gobierno y las administraciones autónomas instalaron en distintas ciudades a un gran banco nacional de datos.

La autoridad de Estado agradeció públicamente al presidente del Estado, Evo Morales Ayma, porque gracias a su iniciativa el proyecto, que sólo comprendía una primera fase, en la Cumbre de Seguridad Ciudadana efectuada en La Paz, duplicó su alcance.

El acto de entrega de equipos se efectuó en la Academia Nacional de Policías (ANAPOL) con asistencia del presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, comandante de la Policía Boliviana, general Abel Galo de la Barra, el embajador de la República Popular de China, Liang Yu y organizaciones sociales.

El Proyecto “BOL-110” es el más grande emprendimiento en materia de Seguridad Ciudadana que se encara en la historia de Bolivia y la primera fase de construcción del Centro Nacional de Comando y Control del “BOL-110” está en ejecución en la ciudad de La Paz y el equipamiento tecnológico fue provisto por la empresa internacional de seguridad e ingeniería “CEIEC”.

Construcción, equipamiento del Centro Nacional, equipos de apoyo para la Policía, drones, buses y otros tienen un valor de 50 millones de dólares y muy pronto, a través de una inversión similar, se dará inicio a la segunda fase del proyecto y los seis centros locales de monitoreo que serán implementados a nivel nacional.

Nuestro país, a través de la implementación y funcionamiento del Proyecto “BOL-110”, pone a Bolivia entre los Estados que hacen uso de tecnología sofisticada de última generación para el combate a la criminalidad.