DOTACIÓN DE TIERRAS SUPERA OCHO VECES LO HECHO EN ÉPOCAS REPUBLICANA Y NEOLIBERAL

*Histórico: el 78% de tierras fiscales fue otorgada a indígenas y campesinos. El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, en consecución a la política de dotación de tierras, otorgó a pobladores de siete comunidades tierras para que sean trabajadas y produzcan alimentos.

*Histórico: el 78% de tierras fiscales fue otorgada a indígenas y campesinos. El presidente del Estado, Evo Morales Ayma, en consecución a la política de dotación de tierras, otorgó a pobladores de siete comunidades tierras para que sean trabajadas y produzcan alimentos.

 Los propietarios de tierras que las presten a delincuentes para cometer delitos serán despojados de éstas y otorgadas a las comunidades indígenas para que sean trabajadas, advirtió el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, este miércoles, en el acto de dotación de tierras a 194 familias del municipio de Carmen Rivero Tórrez, perteneciente a la Tercera Sección Municipal de la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz.

 Siguiendo la política de dotación de tierras planteada por el presidente del Estado, Evo Morales Ayma, cada comunario recibió un total de 50 hectáreas, que a partir de ahora, serán trabajadas y producirán alimentos.

 El Gobierno otorgó a pobladores de siete comunidades del municipio cruceño Carmen Rivero Tórrez, tierras fiscales que habían sido ocupadas ilegalmente por el boliviano-brasileño Mariano Tardelli.

 El presidente del Estado Plurinacional, Evo Morales Ayma, entregó a comunarios los títulos de propiedad de las tierras recuperadas que conformaban las haciendas “Laura” y “Alborada”, ubicadas en el municipio Carmen Rivero Tórrez, pertenecientes a la Tercera Sección Municipal de la provincia Germán Busch del departamento de Santa Cruz.

 Durante el proceso de cambio que vive el país desde el año 2006 se sanearon más de 82 millones de hectáreas (78% del total), ocho veces más que durante las épocas republicana y neoliberal.

 El acto de entrega se efectuó en la propiedad “Laura” y contó con la asistencia de las principales autoridades del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), autoridades del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras y del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) y pobladores de las siete comunidades beneficiadas.

 La hacienda “Laura” tiene una superficie de 4.988 hectáreas y La Alborada, una extensión mayor a 5.000 hectáreas.

 A cada comunario beneficiario se le dotó de 50 hectáreas. El Jefe de Estado exhortó a no dar mal uso de esas propiedades y trabajar para seguir incrementando la producción de alimentos en busca de la soberanía alimentaria.

 “Tierra es libertad. No se puede dar mal uso a la tierra. Hay que trabajar, producir, seguir mejorando el tema de producción”, afirmó.

 Reveló que se aprobó una disposición que manda al Estado revertir las tierras que sean prestadas o utilizadas para cometer delitos.

 “Nos llamó la atención que algunos están utilizando tierras fiscales para cometer delitos”, dijo.

 Esta situación fue corroborada por el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, y en su intervención advirtió que si descubre tierras prestadas para cometer ilícitos serán revertidas.

 La autoridad de Estado recordó que hace algunos meses un grupo de peligrosos delincuentes, atracadores brasileños, que se presentaban como ganaderos y empresarios, practicaban tiro, hacían ejercicios militares e instalaron un gimnasio y apoyados por alguna otra gente entrenaron en la hacienda “Laura” para asaltar.

 “Eran delincuentes que pretendieron escaparse pero luego confesaron que en estos predios Laura y Alborada prepararon el atraco a la remesa de Brinks”, recordó.

 “El delincuente que quiera esconderse en el oriente para organizar delitos, sabe ahora que les serán quitadas sus tierras para entregarlas a nuestros hermanos campesinos” advirtió.

 “Éste es el proceso de cambio. Hoy se entregan millones de hectáreas a indígenas y campesinos para que las trabajen, produzcan alimentos y sean tratados dignamente”, agregó.

 De esa manera, sostuvo, se da una clara señal a la actividad delincuencial, en sentido que el Gobierno no dará brazo a torcer en su lucha contra la criminalidad.

 Romero Bonifaz también hizo referencia a todo el proceso histórico en materia de tierras y las políticas de Estado que estuvieron vigentes desde la fundación de la República hasta antes del proceso de cambio.

 “Es importante tomar en cuenta lo que dijo un autor: el pueblo que no revisa su pasado no puede proyectar su futuro. Es importante revisar la historia para no cometer los mismos errores”, dijo.

 Al hacer esa referencia histórica demostró que desde su fundación, en 1825, Bolivia siempre tuvo leyes que iban en contra de los campesinos e indígenas en materia de políticas de tierras.

 El Estado cobraba tributo a los indígenas por los servicios que en teoría prestaba, cuando en realidad estaban abandonados y no había ninguna medida a su favor. Inclusive los liberales de derecha, con engaños, convencieron al Vilca Zárate para que apoyara la Guerra Civil entre La Paz y Sucre, llegando a traicionarlo y fusilándolo posteriormente.

 En ese análisis retrospectivo concluyó que la historia nos muestra que los diferentes regímenes que gobernaron el país, solamente patrocinaron la explotación de los indígenas y campesinos, que inclusive llegaron a ser expulsados de sus propiedades y pagar tributo por el uso de la tierra que les perteneció desde sus ancestros.

 “Se quería instaurar un régimen de haciendas expulsando a las comunidades campesinas y convirtiendo a los hermanos indígenas en siervos, en peones de trabajo de los hacendados. Obviamente nuestros hermanos resistieron y defendieron sus tierras comunitarias” expresó.

 Puntualizó que la Reforma Agraria dictada en 1953, no redistribuyó la tierra en el oriente del país, se la aplicó sólo para beneficiar a las haciendas que fueron tituladas en grandes extensiones muchas veces con irregularidades y fraudes.

 Desde el año 2006 esta situación cambió radicalmente porque Bolivia está inmersa en un irreversible proceso de cambio de otorga a las mayorías que antes eran explotadas el derecho de ser los verdaderos protagonistas del desarrollo.

 El Gobierno, de esa manera, demuestra una vez más, que la lucha contra los ilícitos no tiene pausa y se la ejecuta de manera contundente en todo el territorio del Estado.

 La hacienda “Laura”  fue ocupada de manera ilegal por el boliviano-brasileño, Mariano Tardelli, sindicado de ser cabecilla de la banda delincuencial que atracó el 30 de marzo un vehículo de Brinks.

 Fue en ese lugar donde el delincuente practicó el asalto al camión blindado y, después del robo, se atrincheró junto a sus cómplices para atacar a la Policía, un día después del hecho.

 El 30 de marzo una decena de delincuentes a bordo de cuatro vehículos interceptó un vehículo de Brinks a cinco kilómetros de Roboré y tras intimidar a sus cuatro ocupantes (dos trabajadores de Brinks y dos policías) a punta de granadas y balazos se llevaron un botín de 6,6 millones de bolivianos y 350 mil dólares. El dinero era trasladado hasta una entidad bancaria en Puerto Aguirre.

 

 

Galeria de fotos