LAS ELECCIONES JUDICIALES FORTALECIERON LA DEMOCRACIA BOLIVIANA

Las elecciones judiciales han fortalecido la democracia en Bolivia, además que no hubo nada que empañe esta jornada, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, en conferencia de prensa efectuada en su Despacho.

Las elecciones judiciales han fortalecido la democracia en Bolivia, además que no hubo nada que empañe esta jornada, dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero Bonifaz, en conferencia de prensa efectuada en su Despacho.

 “Es una jornada que ha fortalecido la democracia en Bolivia, que es un pueblo profundamente democrático, eso es incontrastable, categórico y que fue otra vez ratificado por la participación y movilización del pueblo boliviano”.

 Agregó, que las elecciones judiciales fueron objeto de “veredicto” por parte de organismos internacionales, que se hicieron presentes en calidad de veedores para verificar la transparencia la participación. “Por todo eso lógicamente es una jornada que fortalece la democracia en Bolivia”, puntualizó.

 También es importante señalar -agregó- que personas que han recibido el voto de 200 ó 250 mil ciudadanos tienen más legitimidad que personas que antes eran producto de un cuoteo espurreo entre cuatro paredes, de repartija de cargos públicos entre los políticos.

 “Ha sido importante desalojar a los políticos en la elección de jueces y que sea la población quien decida, que las autoridades jerárquicas de la justicia sean producto de un mandato del pueblo”, enfatizó.

 Al ser consultado sobre el voto en blanco y nulo afirmó que: “es lógico que haya un porcentaje elevado de gente que ha votado en blanco, porque seguramente no conocía a la gente, porque no sabía qué decidir; otros se equivocaron, pensaban que tenían que marcar varias veces en una papeleta y pifiaron su voto. Es la complejidad la particularidad de una elección, pero con todo no le resta mérito frente a lo que teníamos antes, que solamente era cuoteo entre cuatro paredes, entre políticos”.

 “Hay un porcentaje elevado de votos que obedece al error al que induce la complejidad de esta elección, pero eso no le quita mérito a la participación de la gente. Yo confieso siendo abogado, perteneciendo al mundo del Derecho, no conocía a la mayoría de los colegas, entonces para la gente es mucho más difícil”. 

 Fue una elección inédita -reiteró- si bien hemos tenido antes una elección judicial, pero es una elección sui generis, particular, porque se vota por jueces no se vota por políticos, en la papeleta no hay políticos que se están postulando a parlamentarios, senadores, diputados, alcaldes, presidentes, vicepresidentes, no hay eso.

 “Hay gente, abogadas y abogados, que han tenido una carrera académica, judicial, una carrera pública siempre en el ámbito del desarrollo de su profesión, seguramente de diferentes regiones, clases sociales, identidades culturales, pero en última instancia gente que ha acumulado una práctica en el mundo del derecho y que esperemos que sean buenos operadores, que con estas nuevas normas que se han aprobado estos años en la Asamblea Legislativa nuevas normas sustantivas, adjetivas, procedimentales, puedan transformar la justicia” expresó.

 Reiteró su confianza en que la calificación meritocrática, que ha sido mucho más rígida con la participación de las universidades, sirva para tener mejores operadores de justicia.

 Sobre los resultados obtenidos por los candidatos, manifestó que: “la paradoja es que algunos de ellos han obtenido porcentajes del 42% sobre los votos válidos, sobre el total del padrón electoral, resultados que están por encima del 20% en algunos casos y antes algunos presidentes que ejercieron el cargo no lograban ese porcentaje”.

 Finalizó expresando que no se lamentó nada que empañe la jornada electoral.