BOLIVIA PRESENTÓ A UNODC Y JIFE LOS AVANCES EN ERRADICACIÓN DE CULTIVOS DE COCA Y LUCHA CONTRA EL NARCOTRÁFICO

El ministro de Gobierno, Carlos Romero informó, que se presentó a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) y la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) los resultados alcanzados en materia de erradicación de cultivos excedentarios de hoja de coca y la lucha contra el narcotráfico.

Viena Austria.- El ministro de Gobierno, Carlos Romero informó, que se presentó a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés) y la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) los resultados alcanzados en materia de erradicación de cultivos excedentarios de hoja de coca y la lucha contra el narcotráfico.

En ocasión de la 61º sesión ordinaria de Naciones Unidas para evaluar la aplicación de las estrategias de la lucha antidrogas que se desarrolla en las diferentes regiones del planeta, se desarrolló una reunión del ministro Carlos Romero con los principales representantes de JIFE donde se expuso un cuadro comparativo de la evolución de los cultivos en las últimas décadas. Se informó a la entidad internacional que en el país la superficie de cultivos de hoja de coca excedía las 57.000 has en la década de los años 80 y representaba el 20% de la superficie regional andina hace 10 años atrás. “En el último tiempo gracias a la política de nacionalización de lucha contra el narcotráfico, el control social y la coordinación con las comunidades campesinas se logró reducir hasta llegar a la cifra de 20.100 has registrado el 2016 por UNODC”, dijo la autoridad del Estado.

Indicó que se informó de la disminución del 20% al 10.8% con relación a la superficie de cultivos de Colombia y Perú. En cuanto al financiamiento en los últimos siete años, se invirtió en el país cerca de 350 millones de dólares a diferencia del Plan Colombia que con financiamiento norteamericano en las últimas dos décadas habría invertido más de 9 millones de dólares o en Perú que en el último quinquenio hizo una inversión más grande que Bolivia. “En nuestro caso hemos alcanzado no solamente una reducción neta significativa, sino lo hemos hecho eficientemente con recursos propios del Estado”, dijo el Ministro de Gobierno.

Del mismo modo, el Ministro Romero presentó a los representantes de JIFE, los resultados de interdicción, resaltando el incrementó en los últimos siete años de la cantidad de operativos de interdicción de actividades vinculadas al narcotráfico, en un promedio de 156%. Asimismo, el incremento del porcentaje de secuestros de sustancias líquidas, sólidas, drogas como clorhidrato de cocaína, pasta base y marihuana.

Según la autoridad nacional esto se debe a la mayor expansión territorial del Estado, por la adquisición de  helicópteros, la dotación de tecnología, el incremento de efectivos en la fuerza de tarea conjunta,  que permitieron llegar al norte de La Paz, a las áreas protegidas, y a muchos otros lugares donde antes no se accedía.

Según los datos del trabajo de la lucha contra el narcotráfico en el país, de 1998 a 2005 se registró 4.702 operativos; mientras que entre el 2006 a 2017 se realizaron 12.036 operativos que expresa un incremento del 156%. En cuanto al secuestro de clorhidrato de cocaína, entre 1998 a 2005 se consiguió en promedio 1,53 toneladas métricas; entretanto que de 2006 a 2017 se alcanzó en promedio 5,46% de toneladas métricas, marcando una diferencia entre estos dos periodos de 256% de incremento.

Estudios de productividad y conversión de coca.

El ministro Carlos Romero, manifestó también que se explicó los términos de referencia y la metodología para dos estudios adicionales, el de productividad de la hoja de coca y el factor de conversión de la coca en cocaína, son estudios que se van a desarrollar próximamente con apoyo de UNODC en la parte técnica y en la parte económica con el financiamiento de la Unión Europea, manifestó.

Del mismo modo se habría señalado a JIFE que actualmente se lleva adelante un proceso de auditoría de los registros de comercializadores de la hoja de coca de Yungas y Chapare con el objetivo del fortalecimiento de los mecanismos de control de los circuitos de comercialización. “Hemos demostrado ante JIFE que todas las recomendaciones de su última misión que se realizó en Bolivia el año 2016 han sido plenamente recogidas y están en proceso de implementación”, aseveró el Ministro Romero a tiempo de precisar que estas recomendaciones tenían que ver con la delimitación de las áreas legales e ilegales, expresadas en la Ley General de la Coca, el fortalecimiento de los mecanismos de control y comercialización con fines lícitos, la construcción de un sistema de registro único de comercializadores, los estudios de la conversión de coca en cocaína y la productividad. “JIFE ha destacado que son avances significativos y ha reconocido que sus recomendaciones están implementadas o en proceso de implementación”, recalcó la autoridad de Estado.

Coordinación con ONUDC

En otra reunión sostenida con Yuri Fedotov, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y Antonio Mazziteli, Director Regional de UNODC, además de presentar los resultados mencionados, se enfatizó dos proyectos: uno es el sistema AIRCOP que es la información y registro de personas y cargas en tiempo real en aeropuertos internacionales que se compatibilizará con el sistema Bol-110, y el otro, es el control de contenedores a través de dispositivos tecnológicos.

El ministro Carlos Romero informó que también se ratificaron acciones en materia de prevención de drogas, de régimen penitenciario y de fortalecimiento de capacidades técnicas para incrementar el procedimiento de extinción de bienes ilícitamente obtenidos con la actividad del narcotráfico en el marco de la implementación de la Ley de Sustancias Controladas y de los procesos de monetización de  DIRCABI.

Estudios científicos de la hoja de coca.

Finalmente el Ministro de Gobierno se reunió con representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) donde explicó los alcances de la Ley General de la Coca, las prácticas tradicionales, no sólo en cuanto al consumo tradicional sino referido a las actividades semi industriales y prácticas medicinales. Se señaló los varios estudios que existen acerca de las propiedades nutricionales, medicinales de la hoja de coca y principalmente se presentó una solicitud respecto a la realización de un estudio científico para establecer las propiedades en estado natural de la hoja de coca y explorar las posibilidades de su industrialización con fines medicinales.  

La autoridad de Estado informó que la OMS ratificó que tiene conocimiento de las ventajas de la hoja de coca y que esta institución mostró su predisposición para realizar este estudio por lo que explicaron los procedimientos protocolares a fin de tener la investigación científica aprobada, así como definir una visita de una comisión de expertos en función a delimitar los alcances de esta tarea.