MINISTRO ROMERO: GRUPO DE CHOQUE DE CÍVICOS PROVOCA UNA MUERTE EN RIBERALTA

6 de diciembre de 2018. El paro convocado por el Comité Cívico, que tuvo un tinte netamente político, tuvo una víctima, la muerte de Zuleide Estibarez, producto de las agresiones ejercidas por un grupo de choque de los cívicos en el municipio de Riberalta, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

6 de diciembre de 2018. El paro convocado por el Comité Cívico, que tuvo un tinte netamente político, tuvo una víctima, la muerte de Zuleide Estibarez, producto de las agresiones ejercidas por un grupo de choque de los cívicos en el municipio de Riberalta, informó el ministro de Gobierno, Carlos Romero.

Sobre la base de un informe de la Policía de Riberalta, la autoridad explicó que en horas de la mañana las actividades eran normales en Riberalta hasta que se instalaron algunos bloqueos y luego el Comité Cívico, con un grupo de choque de moto-taxistas, ejerció presión para obligar a acatar el paro de actividades.

Es así que de manera violenta obligaron a cerrar la Alcaldía de Riberalta, la Terminal de Buses, las oficinas de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y una gasolinera, hasta que llegaron a un puesto de abarrotes para presionarle a cerrar sus puertas, agregó el Ministro.

Ante las agresiones violentas, la señora Zuleide Estibarez, de 56 años de edad, salió en defensa y recibió como respuesta agresiones, así como un empujen que le hizo caer y golpear su cabeza. Inmediatamente fue atendido por su sobrino y camino al hospital falleció.

Estas acciones violentas y racistas del Comité Cívico cobró una víctima que será investigado por las autoridades competentes, señaló el Ministro Romero a tiempo de señalar que no existen otras personas aprehendidas en el país y que las actividades fueron normales en Bolivia.

Bolivia en normalidad

Bolivia trabajó con normalidad y en paz, afirmó el Ministro de Gobierno, Carlos Romero, al realizar una evaluación del paro supuestamente cívico, al cual además calificó como una movilización política convocada por actores de la oposición.

“Queremos afirmar con toda contundencia que el país está trabajando con normalidad, que el país está viviendo una jornada normal porque es un país trabajador que vive en paz”, señaló la autoridad.

Pese a los obstáculos que han interpuesto algunos políticos con la movilización supuestamente cívica, Bolivia está trabajando con normalidad, agregó el Ministro Romero, pues así lo reporta el Ministerio de Trabajo.

“Reportes del Ministerio de Trabajo señalan que las actividades productivas son normales, así como los servicios, salvo algunos servicios públicos de gobiernos departamentales y municipales en manos de la oposición”, aseguró.

Alrededor de 5.000 personas se han desplegado en toda Bolivia, de los cuales dos tercios corresponden a Santa Cruz, donde se logró paralizar el centro de la ciudad por bloqueos desde la madrugada del segundo anillo, explicó la autoridad.

El Ministro Romero también identificó a los actores convocantes, en primer lugar a las organizaciones políticas de la oposición, candidatos a la presidencia como Carlos Mesa, Oscar Ortiz y Víctor Hugo Cárdenas y los políticos como Luis Revilla, Rubén Costas, Samuel Doria Medina, Adrián Olivia y Soledad Chapetón.

Además dijo que los convocantes fueron los autodenominados comités cívicos funcionales a la oposición y políticos tradicionales, las plataformas ciudadanas que convergen con las acciones de la derecha opositora y los miembros del Consejo de Defensa de la Democracia (CONADE).

La movilización

En La Paz se movilizaron 1.000 personas en la ciudad, de las cuales un 50% son de la Alcaldía Municipal, que bloquearon principalmente la zona sur; mientras que en El Alto se está trabajando con normalidad después de una pequeña movilización.

En Santa Cruz 4.000 personas establecieron 35 puntos de bloqueos en el segundo anillo, zona que han tomado desde la media noche de ayer, partiendo la ciudad en dos. Además impidieron la circulación en las principales avenidas de salida e ingreso a la ciudad.

Además las salidas de los vuelos nacionales e internacionales en los principales aeropuertos del eje troncal (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz) fueron normales, aunque los pasajeros tuvieron que dificultades para llegar a las terminales aéreas.

En el resto de los departamentos del país las actividades fueron normales con algunos bloqueos de pequeños grupos.