EL PRESIDENTE MORALES ENTREGÓ SABLES DE HONOR Y MANDO A CINCO GENERALES DE LA POLICÍA

La Paz, 28 de enero de 2019. El Presidente Evo Morales entregó a cinco nuevos generales de la Policía Boliviana sables dorados de honor y mando, en un acto especial realizado en la Academia Nacional de Policías (ANAPOL), a quienes les pidió disciplina, compromiso, esfuerzo y sacrificio dando seguridad al pueblo boliviano.

La Paz, 28 de enero de 2019. El Presidente Evo Morales entregó a cinco nuevos generales de la Policía Boliviana sables dorados de honor y mando, en un acto especial realizado en la Academia Nacional de Policías (ANAPOL), a quienes les pidió disciplina, compromiso, esfuerzo y sacrificio dando seguridad al pueblo boliviano.

En el acto estuvieron presentes el ministro de Gobierno, Carlos Romero, el Viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, el Comandante General de la Policía, Gral. Rómulo Delgado, miembros del Estado Mayor, Generales, Directores Nacionales, jefes, oficiales, suboficiales, sargentos, cabos, policías e invitados especiales.

El Jefe de Estado, a tiempo de felicitar a los nuevos generales, destacó la acción policial –a la cabeza del Ministro de Gobierno y el Gral. Delgado–, que logró frustrar un asalto al Bando Mercantil Santa Cruz en la ciudad de Cochabamba y desbaratar una organización criminal de extranjeros (peruanos) sin heridos ni bajas personales.

También recordó que antes el nuevo Comandante de la Policía tiene que tener el aval de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, situación que ha terminado; además la institución verde olivo se enfrentaba al pueblo que buscaba transformaciones; ahora los efectivos policiales trabajan por la seguridad ciudadana porque, además, están muy bien equipados.

Bolivia tiene otra imagen gracias a nuestra soberanía económica y la recuperación de los recursos naturales, dijo el Primer Mandatario y pidió a la Policía un aporte a este nuevo retrato de país dando mayor seguridad al pueblo. También destacó que en las encuestas de satisfacción la seguridad ascendió de lugar y ahora se encuentra en tercero y cuarto lugar.

Una vez más el Presidente Morales felicitó por su ascenso a los cinco generales y les deseo muchos éxitos para que realicen su trabajo con mucha responsabilidad con Bolivia y la seguridad ciudadana, para que la Policía Boliviana sea respetada por el pueblo y temida por la delincuencia.

 

Lucha contra la corrupción

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que el mejor aporte que pueden realizar los nuevos generales de la Policía es erradicar la corrupción, ya que como Gobierno “apoyaremos los logros y seremos firmes en adoptar medidas correctivas para defender el honor y la integridad de la institución”

Señaló que la entrega de sables de parte del Presidente representa un símbolo de mando institucional en quienes han completado una carrera profesional, compleja, multidisciplinaria y sacrificada. Ahora son un referente de honor, como alguien que dedica su trabajo, esfuerzo y profesión al servicio de la patria.

El servicio a la patria es lo fundamental para la Policía Boliviana, que se traduce en un servicio a la comunidad y la defensa de los derechos humanos, agregó la autoridad de Gobierno a tiempo de destacar que la imagen de ente represor ha cambado y que ahora es una institución que preserva el orden, resguarda al Estado y sobre todo protege a la sociedad.

El Ministro de Gobierno pidió al Comandante de la Policía y a los generales que sean un ejemplo de comportamiento, trabajo, de principios y valores; y que este reconocimiento meritocrático, al esfuerzo profesional y compromiso, se plasme en una gestión transparente.

El Comandante de la Policía Boliviana, Gral. Rómulo Delgado, dijo que los sables dorados son un símbolo de mando institucional, de defensa de la sociedad, de mantener el orden y de cumplimiento del mandato constitucional. Por esa razón se comprometió a trabajar con responsabilidad.

Agradeció al Presidente Evo Morales por la entrega de sables y el apoyo que brinda a la Policía como ningún otro gobierno, que le ha permitido desarrollar su labor institucional sin limitaciones y acudir con prontitud al llamado de la población boliviana.